Los búhos son los depredadores maestros del aire

gran buho gris volando

Fantástico vídeo realizado por National Geographic a finales de 2018 centrado en las habilidades y características de los búhos, los maestros depredadores del aire.

Los búhos habitan en casi todos los lugares del planeta, desde el calor extremo del desierto hasta el frío ártico, excepto en la Antártida. Sin embargo, donde sea que se encuentren, todos los búhos comparten un rasgo común de sentidos superiores.

De cabeza a garra, los búhos se adaptan perfectamente a sus estilos de vida de caza.

Los ojos grandes y orientados hacia el frente brindan una visión excepcional a larga distancia.

Un cárabo gavilán puede distinguir una rata desde media milla de distancia solo con la vista. Algunos ojos de búho, como los del cárabo norteamericano, representan hasta el 3% de su peso corporal total. Para poner eso en perspectiva, los ojos humanos solo representan tres diez milésimas de un porcentaje de nuestro peso total.

Los ojos grandes de los búhos también están adaptados específicamente para condiciones de poca luz, lo que les permite ver en la oscuridad tal vez ocho veces mejor que los humanos.

A diferencia de la capacidad de nuestros ojos para moverse de lado a lado, los ojos de búho se fijan en sus cuencas. En su lugar, giran el cuello hasta 270 grados, lo que les permite ver en casi todas las direcciones. Girar sus cabezas también permite que los búhos se acerquen mejor a los sonidos que los rodean. Su audición está súper sintonizada.

Algunos búhos tienen caras aplanadas como platos que enfocan y amplifican los sonidos a sus oídos. Otros tienen orejas asimétricas que permiten identificar los sonidos en múltiples dimensiones. El gran búho gris tiene ambos. Esta audición aumentada les permite localizar el menor susurro de la presa, ya sea en el suelo o incluso debajo de él. El gran búho gris puede detectar presas hasta dos pies bajo la nieve.

A diferencia de la mayoría de las aves, los búhos hacen poco ruido al volar. Las plumas suaves y serradas sirven como silenciador, rompiendo el aire turbulento que normalmente crearía un sonido arrollador.

Estas aves silenciosas son capaces de cazar sin alertar a sus presas, como roedores, lagartos e incluso insectos. Sin el sonido de sus alas batiendo en el aire, los búhos se acercan a sus presas con una precisión impecable.

Con sus sentidos súper poderosos, los búhos se encuentran entre los cazadores sigilosos más magistrales.

Los búhos son los depredadores maestros del aire

Vídeo de animales incluido en el canal del Youtube Nat Geo Wild.

Otros Vídeos de Animales Recomendados

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.